A todos los abonados del Stadium Venecia, deportistas y aficionados al mundo del baloncesto en general:

TODO A PUNTO TRAS LA PRETEMPORADA.

La llegada del mes de octubre significa varias cosas para la gente del baloncesto. Desde el comienzo de las competiciones oficiales para las categorías mayores, nuestros equipos de 1ª Aragonesa masculina y de 2ª Aragonesa femenina ya están disputando Copa Aragón y Liga respectivamente; hasta la formalización con sus correspondientes inscripciones del resto de conjuntos, tanto federados como escolares, que completan la nutrida pirámide, seran un total de 15, que vamos a alcanzar esta temporada.

Todo ello pasando por la que ha sido una pretemporada amplia, dura y llena de atractivos partidos amistosos, tanto con escuadras de nuestra región como con otras de fuera de nuestros límites autonómicos. Trabajo intenso pero muy satisfactorio.

Ya hemos superado la cifra de 165 deportistas en la sección, a los que debemos añadir entrenadores, delegados y colaboradores, que amplian la comunidad del baloncesto veneciano a la nada desdeñable cantidad de casi 200 personas. Una familia muy numerosa de la que nos sentimos ciertamente muy orgullosos.

Seguimos en la lucha de acabar de completar un par de equipos, un poco justitos de elementos, pero en cambio otros han superado con creces las expectativas y el nivel de compromiso que están mostrando. Un capítulo en el que queremos y debemos seguir luchando día a día.

Este crecimiento tan evidente después de la temporada pasada, hemos dado un "estirón" muy importante en un deporte de altura como es el baloncesto, nos obliga a mostrar nuestro más sincero agradecimiento a los deportistas, técnicos, seguidores y sus familias, aumentando nuestro compromiso en este arduo y continuado trabajo que es la formación.

Mención especial para nuestra Escuela de Iniciación, que sigue aumentando su inscripción en este nuevo ciclo que comenzamos. Este auténtico vivero, productor de nuestros cuadros benjamines y con una labor formativa imprescindible, nos ayuda a sentar las bases de un futuro prometedor en forma de mayor número de jugadores y amantes del baloncesto.

Como decimos siempre, no hay que dormirse en los laureles, y todo esto nos sirve de acicate para que la maquinaria de nuestro baloncesto incremente sus revoluciones por minuto de trabajo.

Desde aquí os animamos a seguir gozando con este deporte, a seguir formandonos como personas y, en suma, a seguir "creciendo" en esta gran familia rojilla, donde siempre queremos contar con la ayuda inestimable de padres, tutores y deportistas, ya que cualquiera de vuestras sugerencias siempre será bien recibida. Todos debemos estar en la misma línea de desarrollo.

Así pues, con la palabra ¡¡¡BA-LON-CES-TO!!!, todos a encestar y a disfrutar de este apasionante deporte.